Para visitar la tienda pida cita previa en el 917726556 - Horario: Mañanas M a S de 10:00 - 13.30 | Tardes M a V 17:00 -20:00

Con la llegada del verano parece que nos apetece ver un cambio que, por otro lado, es necesario y práctico en nuestros dormitorios, sobre todo en los dormitorios infantiles. Una decoración veraniega infantil en sus habitaciones supone decir adiós a esas prendas y decoraciones totalmente invernales para adecuar nuevos espacios al clima y disfrutar más del tiempo libre, el sol que entra a raudales por las ventanas y de esa sensación de vida del verano.

Si en este momento del año necesitas comprar dormitorios infantiles en Madrid en elchaflanmueblejuvenil.com, te podemos ofrecer propuestas luminosas y prácticas para tu nuevo cuarto infantil. Si, por el contrario,  lo que necesitas es renovarlo y decorarlo, desde aquí te damos las mejores ideas para transformar la decoración veraniega infantil del cuarto de los peques. Sea como sea, con estos consejos podrás disfrutar ampliamente de la llegada del verano a tu casa.

Tejidos frescos y veraniegos

Ha llegado el momento de guardar edredones, nórdicos, mantas y alfombras. El verano nos pide a gritos sustituir estas ropas de hogar por textiles más frescos y ligeros, incluso cambiar los colores y apostar por tonos neutros, blancos luminosos que nos den sensación de frescura y todos los vivos que aporten color y viveza.

Conchas finas, tejidos de lino y algodón, sábanas frescas, principalmente de algodón, ya que es un tejido suave y transpirable, o de poliéster, ya que al ser sintético duran más, son más resistentes y podemos utilizarlos muy bien en la cama de los niños por su economía.

¡Quita la alfombra!

En cualquier habitación infantil puede haber una buena alfombra sobre la cual los niños se sienten a jugar y les proteja del frescor del suelo. Sin embargo, en verano, estas aportan un exceso de calor, sobre todo si son alfombras gruesas de lana o materiales invernales.

Nuestra apuesta para una decoración veraniega infantil pasa por poner una nueva alfombra de materiales naturales y frescos que puedan aislar al niño del suelo, decorar, proteger nuestro parque o tarima de los juguetes más rígidos y, al mismo tiempo, no nos dé sensación de bochorno.

Materiales como el yute o el bambú, cumplen perfectamente este cometido.

Son fibras naturales que, en alfombra, nos ayudan a vestir la habitación, aportan cierta calidez y son un perfecto complemento decorativo, ya que las podemos encontrar en distintos colores y formas. Nos van a permitir ese aislamiento térmico y acústico de la habitación infantil sin aportar una sensación de sofoco.

Otra opción, aunque menos natural, serían las alfombras de vinilo en distintos colores, estampados y formatos. Estas son ideales si tienes mascotas en casa o tus niños son alérgicos, ya que es un material que repele el polvo y tiene una enorme practicidad de limpieza.

Cambia de colores

Los colores nos transmiten muchas y distintas emociones y, al margen de que cada niño tiene un color favorito, podemos utilizar la amplia escala cromática para potenciar sus actitudes y sensaciones.

Por ejemplo,  si tus niños son bastante inquietos, les iría bien una habitación con colores neutros y tonos de azul o verde, que son colores mucho más relajantes.

Y al revés, si los niños son más tranquilos es conveniente optar por colores más vivos y tonos más atrevidos como el naranja, amarillo o rojo y rosa que apoyan la creatividad y la actividad. De una forma u otra, los colores son la esencia del verano y nos van a transmitir frescor en sus tonos pastel o en los azules y verdes del mar y la montaña, invitándonos a crear estancias que recuerden la naturaleza.

Orden y concierto

El verano es la época del año en que los niños pasan más tiempo en casa, por tanto, juegan más y también desparraman mucho más…

Mantener el orden se hace indispensable. Para ello podemos decorar la habitación con cofres y baúles infantiles con los que estimular el hábito del orden y del cuidado de su propio cuarto sin que eso no les suponga más que otro juego.

La decoración veraniega infantil nos ofrece la posibilidad de añadir estos complementos o muebles auxiliares, logrando que los niños tengan un mueble decorativo y bonito en su habitación, a la vez que práctico.

Si tenemos un espacio más reducido, podemos optar por cestas apilables, en donde además pueden seleccionar y guardar los juguetes en un orden concreto. Y si tienen que compartir habitación, se puede optar por un mueble o compartimiento diferente para cada hermano, de distinto color  e incluso con su nombre. La cuestión es que no exista ni la más mínima excusa para no tener su cuarto en perfecto orden y concierto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close