917726556 - Horario: Martes a Sábado 10:00 - 13.30 | Martes a Viernes 17:00 - 20:00

La colocación de las luces y su tipología juega un papel fundamental en el diseño de cualquier espacio. Podemos pasar de un ambiente lúgubre a uno con vida con pocos arreglos y por ello elegir la iluminación para habitaciones juveniles adecuada es esencial para nuestros hijos.

Ellos pasan gran parte de su tiempo en su cuarto y realizan multitud de actividades, por lo que tendremos que tener no solo en cuenta la tipología de la habitación, también qué tareas realizarán nuestros hijos en ella para darles una iluminación adecuada.

Iluminación para habitaciones juveniles por actividades

Para conseguir la iluminación para habitaciones juveniles adecuada te vamos a dar cuatro consejos sobre la actividad que se realiza, el tipo de luz y también sobre cómo debería ser su intensidad. ¿Preparado?

1. General

La luz general vendrá de dos fuentes principales: la primera, la luz natural que entre por la ventana, la segunda, las luces que colocaremos en el techo. De este modo, ya sea de noche o en días grises, podremos contar con una luz que deberá ser uniforme para toda la habitación.

Normalmente lo que solemos colocar al lado de la ventana es el escritorio, pues para sus jornadas de estudio, lectura, pintura o la actividad que realicen sobre él les vendrá bien contar con este tipo de fuente de luz.

Para las luces del techo puedes encontrar varias opciones y siempre dependerá de tus gustos decorativos, pero debería ser una luz que sea capaz de iluminar toda la estancia, como decíamos de la manera más uniforme posible para una buena iluminación de habitaciones juveniles.

Existen en el mercado lámparas con diferentes focos que podremos mover para cubrir áreas que de otro modo podrían quedar en penumbra, por ejemplo la zona del armario. Esto es especialmente interesante si cuentas con una habitación grande, en el caso de las habitaciones pequeñas seguramente con una lámpara normal de techo puedas cubrir todos los ángulos.

2. Estudio

Al pensar en la iluminación para habitaciones juveniles tenemos que tener en cuenta que nuestros hijos pasarán gran parte de su tiempo estudiando, por lo que tendríamos que considerar poner luces supletorias en su escritorio.

Como comentábamos, al pensar cómo distribuir los muebles en un dormitorio juvenil todos solemos coincidir en colocar el escritorio junto a la fuente de luz natural. No obstante, cuando oscurece o el cielo está nublado, necesitaremos proporcionales luz en este espacio.

Podemos recurrir a los clásicos flexos, que han ayudado generación tras generación a estudiar, leer y hacer deberes a multitud de personas, pero ¿cómo debería ser esa fuente de luz? Lo mejor es que sea articulable y la podamos dirigir como mejor nos venga en función de la actividad, que venga de una altura superior a la de los hombros, que no produzca reflejos para evitar daños en la visión y, si queremos acertar al cien por cien, que se pueda regular en intensidad.

3. Relajación o diversión

Estudio, deberes, tareas domésticas, actividades extraescolares y un sinfín de quehaceres más llenan el día a día de nuestros hijos por lo que es totalmente normal que ellos también quieran disfrutar de unos momentos de relajación.

Para ello, podemos tener en cuenta la iluminación para habitaciones juveniles. Una luz tenue les ayudará a descansar, ya sea realizando una actividad que no requiera mucho esfuerzo mental, como podría ser ver la tele, o simplemente, no haciendo nada, una luz general de poca intensidad en la habitación les ayudará.

Además es aconsejable que para ver la tele o jugar videojuegos tengan una fuente de luz encendida, aunque no es necesario que sea muy intensa, ayudará a que su vista, centrada en un punto concreto, se canse menos.

4. Noche

Otro aspecto que no podemos dejar de lado a la hora de pensar en la iluminación para habitaciones juveniles es la nocturna, algo que muchas veces se deja de lado en el cuarto de nuestros hijos.

Si ellos tienen que levantarse en plena noche y no tienen una iluminación supletoria al lado de su cama, darán la luz general de su habitación, esto, además de molesto, nos estimula mucho más por lo que luego nos costará conciliar de nuevo el sueño.

Lo ideal en este aspecto es una luz muy tenue, que nos facilite localizar los objetos que rodean la cama en medio de la oscuridad para no caernos, pero que no nos produzca un estímulo muy violento de golpe cuando la encendemos. De nuevo, lo ideal, es contar con una luz que se pueda regular, de este modo si disfrutan leyendo antes de dormir podrán contar con más luz o simplemente dejarla en modo tenue por si les es necesaria para levantarse en la noche.

¿Habías pensado alguna vez en todos estos aspectos? Si estás pensando en redecorar el cuarto de tus hijos deberías tenerlos en cuenta para darles un espacio bien iluminado y, si junto a ello, quieres darle un cuarto totalmente confortable y a su medida, descubre nuestra selección de mueble juvenil en Madrid en de elchaflanmueblejuvenil.com, ¡te ayudaremos con todo le proceso!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close