917726556 - Horario: Martes a Sábado 10:00 - 13.30 | Martes a Viernes 17:00 - 20:00

Una habitación juvenil debe ser mucho más que un simple dormitorio. También debe tener lugar para jugar, divertirse y estudiar. A continuación, te damos las claves para crear una zona de juegos y ocio en una habitación juvenil. Te resultará muy sencillo hacer que tus hijos disfruten de su propio espacio estando en casa.

Soluciones para encontrar la cama adecuada

Crear un espacio de ocio en habitaciones juveniles en Madrid o en otra gran ciudad con poco espacio precisa de soluciones creativas para la cama.

Una cama nido en una habitación juvenil hace las veces de sofá

Lo mejor de las camas nido es que pueden utilizarse tanto para dormir como para acomodarse durante el día, como si fuera un sofá. Tal cual o con unos cojines divertidos, será un lugar acogedor para estar con amigos. Una buena idea para pasar el rato a medida que van creciendo.

Estén acompañados o tengan que entretenerse solos, disponer de un sofá en una habitación juvenil es estupendo para diferentes actividades de ocio: desde jugar con videoconsolas a leer o escuchar música, entre otros.

Una litera deja espacio debajo para el juego

Las literas son una opción estupenda para una habitación juvenil. Aunque el espacio sea pequeño, el aprovechamiento es máximo. La zona bajo la cama superior será un estupendo refugio para todo tipo de juegos. Puedes dejarlo totalmente libre si al chico o chica le gusta jugar en el suelo o utilizarlo como espacio para hacer ejercicio. Otra buena opción es disponer una pequeña mesa con sillas para juegos de tablero, para pintar, para reunirse con amigos, etc. También es un espacio perfecto para tocar un instrumento musical, incluso aunque no sea pequeño, como una guitarra o un teclado, bongos, violín u otros.

Además, a este tipo de camas se les puede añadir cortinajes que den privacidad a la zona inferior. En algunas de ellas pueden colocarse bolsos y compartimentos para guardar elementos de juego.

Una cama abatible deja libre el centro de la habitación juvenil

Una cama abatible deja un gran espacio en la zona central de la habitación juvenil que puede utilizarse para el juego. Las posibilidades para aprovechar ese espacio durante el día son enormes. Prácticamente puede adaptarse a cualquier tipo de juego o uso lúdico que pueda querer disfrutar el chico o chica. Por tanto, las camas abatibles son una opción especialmente interesante en esa edad en que aún se divierten con juegos infantiles.

Los muebles multiusos, claves para crear una zona de ocio en una habitación juvenil

 

Un escritorio amplio es fundamental

Y no solo para estudiar. Es un elemento perfecto para el uso de juegos digitales y de mesa. También para compartir una merienda con amigos. Y es básico para convertir durante horas la habitación infantil en un taller creativo para dibujar, pintar, diseñar, coser, hacer proyectos de robótica, trastear con ordenadores, embarcarse en proyectos de manualidades y muchos usos lúdicos más.

Las mesillas y escritorios con ruedas ofrecen muchas posibilidades

  • Trasladándola frente a un espejo (que puede situarse incluso en la cara interior de una puerta de armario) queda  convertida en un tocador.
  • Puede llevarse al centro de la habitación juvenil y situar sillas o pufs a su alrededor para los amigos, usándolo para juegos de tablero,  para que se tomen la merienda o para que compartan proyectos creativos.
  • Situada frente a la cama puede usarse esta última de sofá y poner sobre ella la tablet, el ordenador portatil, servir de apoyo para jugar a la videoconsola o utilizarse como mesita auxiliar para comics y revistas.
  • Una mesilla con ruedas junto al escritorio amplia el espacio para actividades como manualidades en las que se utilizan una gran cantidad de materiales.

Cajones y armarios en escalera como asientos

Este tipo de armarios o muebles además de ser divertidos y aprovechar muy bien el espacio, son estupendos cuando llegan amigos y hace falta sitios extra para sentarse. Obviamente no soportan un peso adulto de gran volumen, pero son ideales para un cuarto de niños o una habitación juvenil para preadolescentes.

Pequeños detalles a tener en cuenta

 

Una puerta no tiene por qué ser solo una puerta

Puedes aprovechar la puerta de la habitación juvenil para colgar en ella una diana electrónica, darle una mano de pintura de pizarra para darle ese uso, colocar una canasta o pintarla de blanco para utilizarla como pantalla de un proyector.

Las puertas de los armarios no se quedan atrás. Puedes forrar el interior de corcho autoadhesivo para hacer las veces de moodboard de proyectos creativos o para las partituras que están aprendiendo.

Utiliza estantes para crear el espacio de ocio perfecto

¿Tu hijo o hija es amante de los libros? Nada mejor para que disfrute de su propia biblioteca. ¿Es coleccionista? Una estantería adecuada le permitirá tener visible sus colecciones preferidas. ¿Le gusta la música? Altavoces, instrumentos  y reproductores tendrán lugar en ellas. ¿Es fan de los vídeojuegos o de los juegos de mesa? Además de como almacenamiento le servirán para tenerlos siempre a mano, a modo de ludoteca.

Los cojines y pufs nunca sobran en una habitación juvenil

Escoge cojines grandes y mullidos que, colocados en un rincón de la habitación juvenil, en el suelo junto a un estante de altura baja o una mesilla de noche con ruedas, crean un pequeño espacio acogedor para lectura, para escuchar música o para tocar la guitarra, por ejemplo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close